Fotografiar a los jóvenes es tremendamente dificil pero este no es el caso de Tobias Zielony, quién a través de su cámara ha logrado crear un trabajo redondo y con un cuerpo conceptual más que bueno. Viajando por diversos paises de todo el mundo ha transmitido las dinámicas de los jóvenes y su relación con ciertos lugares como suburbios, aparcamientos, gasolineras u otros lugares genéricos en la urbes actuales (Marsella, Bristol, Los Ángeles o Winnipeg entre otras). Atraído por estos dos ejes Tobias Zielony nos traza un discurso lleno de estética cinematográfica y también de antropología social. Un libro potente configurado en 13 capítulos que nos traslada a un mundo tan dificil como apasionante.

Anuncios