Desde el primer momento que lo vimos nos encantó el trabajo de Faustine Ferhmin, una fotógrafa parisina con vínculo en América del Sur. Tuvimos la suerte de compartir exposición con ella en el festival Emegernt de Lleida y charlar de su trabajo. Este post se centra en su interesantísimo trabajo Pachacuti y para ello hemos pensado que sea ella misma quién nos cuente como es su universo fotográfico a través de esta entrevista que queremos compartir con todos vosotros.

More Than Blog: Tu trabajo Faustine está ambientado en America de sur ¿Porqué Perú?

Faustine Ferhmin:  Antes de viajar a Perú, ya tenía vínculos con América del Sur: mi padre es medio argentino, y toda la familia por su lado es argentina. Ya había viajado en Argentina, e incluso, había hecho mi trabajo de fin de estudio sobre la Patagonia. En el 2008, estaba terminando mi escuela de fotografía en Arles (ENSP). Proponían varias residencias post-diploma, entre las cuales había el Perú. Me había quedada tan impresionada por este continente, que tenía ganas de seguir descubriéndolo. Gané esta beca, y pude viajar 3 meses en el Perú.

MTB:  ¿Fue un encuentro casual o estaba premeditado ya este proyecto? ¿Como fue el proceso?

FF: Cuando llegué a Lima, todavía no sabía exactamente lo que iba a fotografiar – pero ya tenía algunas ideas. En Patagonia, había empezado a fotografiar piedras – piedras con formas esculturales, y que, a veces, parecían imitar ruinas (aunque no lo eran). Así que en el Perú, decidí seguir este camino « mineral », andando en búsqueda de piedras. Pero en comparación con Argentina, había en las piedras de Perú una dimensión más: la historia humana. Algunas de esas piedras que se ven en las fotos son ruinas – ruinas de civilizaciones pre-hispánicas, la mayor parte de las cuales son muy anteriores a los tiempos de los Incas.

Pero mientras que la mayor parte de los viajeros iban al Sur del país, para visitar el famosísimo Machu Picchu, decidí viajar a contra-corriente, hacia el Norte, en búsqueda de otros sitios, menos conocidos, más “salvajes”. Estaba buscando una cierta soledad – que era imposible en sitios demasiado turísticos. Tenía ganas de enfrentarme sola, y lo más directamente posible a esos espacios que conservaban huellas de pasados lejanos, muy antiguos (pasados humanos – y geológicos).

MTB: ¿Cual es tu forma de trabajar una serie fotográfica como Pachacuti? ¿De qué manera buscas los espacios? ¿Te documentas mucho? ¿Te dejas llevar por un lugar que eliges?

FF: Creo que las dos cosas. Primero, antes de viajar, me pongo en búsqueda de sitios, en libros, en internet, o hablando con la gente. A veces, es simplemente una foto encontrada por casualidad que me llama la atención, y que es el punto de partida para un viaje. Hay una gran parte de casualidad en esta búsqueda : puede ser también un encuentro con alguien, por ejemplo con un arqueólogo o un antropólogo, que me habla de tal sitio poco conocido, y que a veces me lleva hasta allá. Pero creo que a medida que va desarrollándose el proyecto, tengo ideas más claras y precisas de lo que estoy buscando : qué tipo de paisajes, que tipo de piedras… Durante mi segundo viaje al Perú, en el 2009, sabía que lo que más me interesaba eran los “bosques de piedras” – quizás aun más que los sitios arqueológicos.

MTB: A la hora de llevar a una sala de exposiciones, ¿Tienes muy claro el formato? o depende del lugar donde expones. ¿Es un formato cerrado en cuanto a tamaño, montaje etc.

FF: El formato depende de la sala de exposición, pero también de la foto. Ya sé que hay fotos que se ven mejor en grande, por lo menos 1m de ancho – pero hay otras que están mejor en tamaño un poco más pequeño. Para la serie Pachacuti, tengo tres tamaños distintos.

MTB: Percibimos mucha sutileza y cariño en tu trabajo, la pulcritud y la luz de la toma nos atrapa dentro de las imágenes. La visión de la ruina ha sido muy tratada en la historia de la fotografía. ¿Es o será la ruina una búsqueda continuada en tu trabajo? ¿Donde se posiciona tu visión de la ruina a través de tu serie?

FF: Tengo que decir que el tema de la ruina, en sí mismo, no es lo que más me importa, pues no me acerqué a esos sitios con ojo de historiadora – ni quería dar una interpretación sentimental o demasiado melancólica del paisaje. En mis fotos, se puede decir que la ruina es nomas como una de las versiones del elemento mineral – y es justamente esta dimensión elemental, es decir algo más fundamental que la historia humana, que me interesa. Así que no es en el sentido estricto ruinas, lo que quise fotografiar – es más bien el espacio, esta inmensidad áspera que se encuentra sobre todo en los Andes. Por eso decidí fotografiar ruinas pero también formaciones geológicas : piedras trabajadas por el hombre, y otras por la naturaleza. No se trataba para mí de oponer esas dos modalidades del mineral, natural y artificial, pero más bien de confundirlas – de enfrentarme con la dimensión telúrica del paisaje para que aparezca un tiempo más fundamental, más vasto que el de la historia humana. Por eso nombré esta serie “Pachacuti”. Pachacuti es un término quechua que significa “revolución, trastorno” (cuti) del “espacio-tiempo”, del “mundo” (pacha). Era una noción central en el pensamiento cosmogónico inca, y designaba los ciclos regulares de destrucción y recreación del mundo. 

Para decir todo esto mejor, quisiera citar un pasaje del texto que Jean-Christophe Bailly escribió sobre mi serie : “Ya no hay categorías separadas sino un mismo despliegue, el de las formas que se pliegan en el tiempo, sea cual sea su origen y su destino: es el mismo cansancio y el mismo desgaste, es la misma usanza del tiempo la que se pone de manifiesto en las ruinas y en las montañas, y de ello procede que la melancolía – que es el recibimiento humano de ese tránsito unánime – pierde cualquier fundamento sentimental para hacerse objetiva y confundirse con la propia esencia de lo que viene mostrado y que resulta tan violentamente terrestre”. (Para leer el resto del texto podéis hacerlo aquí)

MTB: Nos encantaría saber cuáles han sido tus influencias en tu trabajo fotográfico en general. ¿Qué fotógrafos son referentes para ti?.

FF: Quizás los fotógrafos que mas me influenciaron son los Norteamericanos, los exploradores del espacio : la tradición que va de los “pioneros” Timothy o’Sullivan, Carleton Watkins, Edward Curtis… pasando por Walker Evans, hasta los fotógrafos del “New Topographic” (me gusta sobretodo Robert Adams), y que sigue hoy con fotógrafos como Alec Soth…

Pero también me encantan otros fotógrafos norteamericanos : William Eggleston (quizás mi fotógrafo preferido), Diane Arbus…Por el lado europeo, hay también los Becher, que me encantan. Pero en el último periodo, el fotógrafo que mas me llamo la atención es el Ingles Craigie Horsfield (aunque no puedo decir que me influyo para la serie “Pachacuti”, pues en esta época, todavía no conocía su trabajo) : me quedé maravillada por la sutileza y la profundidad de sus fotos…

MTB:  ¿Cuales son tus próximos proyectos? ¿En qué estás trabajando ahora? ¿Donde podemos ver tu trabajo próximamente?

FF: En septiembre de este año, hice una residencia fotográfica en Niort (Francia) – y aproveché de esta ocasión para cambiar mi modo de trabajar. Primero, decidí volver al blanco y negro – por gusto, pero también porque estoy un poco cansada de las impresiones digitales, y que quería volver a las bases química de la fotografía. Extrañaba un poco el trabajo de laboratorio ! Luego, me puse de nuevo a fotografiar gente. Y después del mineral, empecé a trabajar sobre otro elemento, que siempre me ha fascinado mucho : el agua. Entonces, lo que hice fue : fotografiar gente en el agua – lo que no era tan fácil, porque cerca de Niort, está prohibido bañarse en el rio – y además el agua estaba bastante fría, y no había tanta gente que quería tirarse al agua para mí – o para el arte! Entonces, este tiempo pasado en Niort fue la ocasión de empezar una nueva serie, que quisiera seguir, pues solo es un inicio. Lo que quiero explorar es un lado mas onírico de la fotografía, menos descriptivo tal vez – pero lo que veo en común con lo que hice antes, es una atracción por lo el elemental, y por lo arcaico…

En este momento, estoy participando en un workshop : es en este contexto que voy a desarollar esta serie – se podrá ver en muestras colectivas, en varios países, pero todavía no se ha acabado de planificar las expos. Así que no puedo decir nada muy preciso…

Para la serie “Pachacuti”, una parte de las fotos estarán expuestas en Suiza, en una galería de Genève, en abril del 2011, y en Barcelona, en la galería “The private space”, en julio 2011.

Festival Emergent de Lleida - 2010

Exposición Miradas Cruzadas - Lima (Perú) 2009

Anuncios