De todos es sabido el amplio y exitoso trabajo de Anton Corbijn como fotógrafo (trabajos para Vogue o Rolling Stone) y director de videos musicales (U2, Depeche Mode o Coldplay). Pero en 2007 nos sorprendió con la descomunal película “Control” sobre la vida de Ian Curtis, Cantante y compositor de la mítica banda británica Joy Division.

Es interesante reseñar que la mirada fotográfica de Corbijn está en todos y cada uno de los maravillosos fotogramas que componen esta pelicula. Blanco y negro cuidado y composiciones magistrales. Por otra parte es importante tener en cuenta la experiencia de haber trabajado junto al propio Ian Curtis durante los años 70 y apoyarse en el libro de Deborah Curtis “Touching From A Distance” basado en las vivencias como esposa con el cantante británico. Esta mezcla hacen que la película transite por la intensidad de un trabajo sincero, duro y poético al mismo tiempo. Para los fetichistas indicar que se editó un formato LP con la película, contenidos extras como un documental sobre la banda y un poster con una fotografía a Ian Curtis.

Para terminar nos gustaría incluir una pregunta de una entrevista que se le hizo durante la promoción de la película relacionada con el tratamiento fotográfico.

–¿Por qué rodó Control en blanco y negro? ¿Quizá para ser fiel a su propio estilo fotográfico?
–Mi recuerdo de Joy Division es en blanco y negro. Si uno mira las fotografías y demás imágenes disponibles de la banda, un 99% de ellas son en blanco y negro. En los años 70 y principios de los 80, las revistas de música se imprimían a un solo color.

Anuncios